TOMÉMONOS EN SERIO LAS PALABRAS DE JESÚS Y LA INVITACIÓN QUE EL NOS HACE Y ESCUCHÉMOSLE PORQUE SUS PALABRAS SON CAMINO DE PLENITUD Y EN EL ENCONTRAREMOS NUESTRO DESCANSO

Isaías 40, 25-31; Sal 102; Mateo 11, 28-30

Amado pueblo de Dios, qué cansado estoy, escuchamos que nos dice un amigo. El ajetreo de la vida diaria, las responsabilidades asumidas en su trabajo, la tensión que se vive en momentos para que las cosas salgan, para resolver problemas y contratiempos, lo duro de la actividad quizá física que tengamos que realizar, los horarios exigentes y sin los necesarios descansos… hacen a veces que nos sintamos derrotados, cansados, con deseos de encontrar un tiempo en que nos olvidemos de todo para relajarnos y descansar.

Pero quizá no siempre vienen los cansancios por esos caminos, porque está la tensión en que se vive en la sociedad, los problemas de convivencia que se acumulan por una parte en el hogar, o también en la relación con los otros; pero nos produce también cansancio y hastío en ocasiones el encontrarnos como desorientados, sin una ilusión en la vida, sin unas metas o unas ideas claras de lo que queremos o hacia donde vamos.

Y nos cansamos porque quizá hay un vacío interior por la superficialidad con que vivimos la vida, o porque no hemos sabido encontrar un sentido, una dirección, unas metas para lo que hacemos y por lo que luchemos. Y no hay peor agotamiento que ese no saber a donde vamos, qué es lo que queremos en la vida, el sentido o la meta final para lo que hacemos; cuando nos falta motivación, hacemos las cosas pero nos arrastramos; cuando no hay algo que nos despierte ilusión y ponga alegría en la vida todo se nos puede convertir en rutina o en una carga pesada. Y son tantos cansancios que nos aparecen en la vida.

Hermanos y amigos de Radio María, es necesario tener metas, ponernos objetivos que nos organicen incluso la vida, porque eso nos hará ir caminando con mayor serenidad y encontrar paz para nuestro espíritu. Maduramos en la medida en que vamos encontrando ese sentido, esa motivación, ese saber por qué y para qué que hemos de tener claro. Lo otro serian agobios, carreras, angustias que nos desestabilizan y nos hunden.

Esta claro que, el hombre que quiere madurar en la vida busca, se interroga, se plantea cosas, dialoga con su mundo, con las personas que le rodean donde pueda encontrar ejemplo y estimulo, se cuestiona lo que le dicen y lo rumia en su interior hasta que le encuentra sentido o lo descarta, o se pregunta sobre el devenir de las cosas y lo que puede estar en el fondo de todo, no se queda nunca con los brazos cruzados para simplemente dejarse arrastrar por la vida.

Ante todo ese agobio y cansancio en que nos podemos ver envueltos hoy vemos que Jesús nos dice a los que estamos cansados y agobiados que vayamos hasta El porque en El encontraremos nuestro descanso, encontraremos la paz. Ahí están las palabras de Jesús, esa buena nueva que El quiere ofrecernos que se convierte para nosotros en camino de salvación, en camino de plenitud, en camino de vida eterna, como El nos enseña.

Amigos, Pero cuidado que hayamos escuchado muchas veces estas palabras de Jesús y no le hayamos terminado de hacer caso. Eso sería lo terrible, que incluso aquellos que nos queremos llamar cristianos nos hagamos muchas veces oídos sordos a sus palabras, y sigamos cansados y agobiados por la vida. Es que si  nos tomamos en serio las palabras de Jesús nosotros tenemos que ser las personas más felices del mundo, porque sus palabras llenan de verdad nuestro corazón, nos hacen alcanzar la felicidad total, son en verdad camino de plenitud para nosotros. Ya no habrá vacío en nosotros y nada será superficial. Nunca nos sentiremos derrotados y la vida se llena de ilusión y de alegría. Todo tiene un sentido y sentiremos la paz en el corazón.

Hermanos, creo que es momento para que reflexionemos, – ¿qué mejor momento que este camino de Adviento que estamos haciendo? – de tomarnos en serio a Jesús, su evangelio, de acudir a El y escucharle y convertirnos de verdad en sus discípulos porque sigamos su camino, sus huellas, sus pasos. Habrá entonces verdadera navidad en nuestro corazón y un poquito más será navidad para nuestro mundo.

(Fuente la semilla de cada día)


Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Descargar la App para telefono Android o para Apple