DICIEMBRE 2019

 DOMINGO 01º – I DOMINGO DE ADVIENTO – Mt. XXIV, 37-44.

Si el Señor sube al Cielo y se sienta en su trono de gloria a reinar junto con el Padre y el Espíritu Santo, ¿no empezará a poner orden en Su Reino? Un Rey sin su reino no es rey; un reino sin Rey no es reino. El universo sin su Creador y sin el orden que Él le dio no es un universo en el sentido pleno, y lo mismo decimos de todas las creaturas de Dios, incluyendo sobre todo al ser humano. Dios debe reinar en la humanidad.

Debemos estar preparados, haciendo lo que tenemos que hacer, confiando en Quien debemos confiar. No sabemos cuándo el Señor vendrá, pero sí sabemos que vendrá. Y, cuando venga, vendrá con el cetro en la mano, vendrá a poner orden, vendrá a ahogar lo malo y a rescatar lo bueno. Eliminará las tinieblas y sus actividades, e impondrá la luz por encima de toda oscuridad. ¡Que nos encuentre siendo luz!

Pidamos a Dios la gracia de la perseverancia hasta el final, y pidámosle también la gracia del arrepentimiento constante. Que no nos guste tanto hacer lo malo, sino que prefiramos siempre hacer lo bueno, incluso si nos cuesta más y si nos gana rechazo. Que Dios nos conceda buscarle, y que también nos conceda encontrarle. Y que, al final, nos encuentre vestidos de nuestro Señor Jesucristo, para irnos con Él a reinar en el Cielo.

(Fuente: P. Felix Reyes, C.R.L.  – Parroquia San Judas para Radio María)


Canción actual

Title

Artist

Descargar la App para telefono Android o para Apple