Reflexi贸n Evangelio Dominical DOMINGO 29 T.O.

Escrito por el octubre 17, 2021

 

Reflexi贸n Evangelio Dominical DOMINGO 29 T.O.

 

El primer conflicto serio de la Iglesia tuvo lugar ante los propios ojos de Jes煤s: dos de sus disc铆pulos contra diez, y diez contra dos. El motivo no fue una discusi贸n teol贸gica o el rechazo de alg煤n dogma, sino la ambici贸n de poder, la lucha por los primeros puestos. Fue el comienzo de una dolorosa y repetida historia de divisi贸n y conflictos, a menudo desencadenados por rivalidades y envidias. Cuando alguien quiere dominar, imponerse sobre los dem谩s, el grupo se destruye.

Santiago y Juan, los dos hijos de Zebedeo, se presentan a Jes煤s y, delante de todos, sin ninguna discreci贸n ni disimulo, y le dicen: 鈥溌ueremos que nos concedas lo que te vamos a pedir!鈥. Parece que se sintieran con alg煤n derecho, y por encima del resto del grupo para plantear semejante petici贸n. No dicen 鈥減or favor鈥, sino que exigen, como reclamando un derecho. Seguramente recordaban que, despu茅s del primer anuncio de su pasi贸n (cf. Mc 8,31), Jes煤s habl贸 del d铆a en que 鈥渧enga con la gloria de su Padre y acompa帽ado de sus santos 谩ngeles鈥 (Mc 8,38). El resto del discurso se les hab铆a 芦olvidado禄, no as铆 la palabra 芦gloria禄, que Jes煤s hab铆a usado exclusivamente en esta ocasi贸n. Y la conectaron con la ense帽anza de los rabinos quienes, refiri茅ndose al Mes铆as, aseguraban que 鈥渟e sentar谩 en el trono de la gloria鈥 para juzgar, y a su lado se sentar谩n 芦los justos禄. Santiago y Juan aspiran a tener alg煤n poder en el cielo, estar en el selecto grupo de los justos.

Cuando surgen entre sus disc铆pulos pretensiones de honores, privilegios, y deseos de los primeros puestos, Jes煤s nunca se muestra comprensivo ni condescendiente. (cf. Mc 8,33; 9,33-36), y en este caso ha sido duro y severo: 鈥淣o sab茅is lo que est谩is pidiendo鈥. Saben bien que 鈥渆ntre los hombres los que son tenidos por gobernantes dominan a las naciones como si fueran sus due帽os y los poderosos imponen su autoridad鈥. Los disc铆pulos conocen c贸mo ejercen la autoridad los l铆deres pol铆ticos y religiosos, los rabinos, escribas y sacerdotes del templo: dan 贸rdenes, reclaman privilegios, exigen ser venerados seg煤n los protocolos; hay que dirigirse a ellos con los t铆tulos y reverencias correspondientes a la posici贸n y prestigio de cada uno. 驴Son estas autoridades las que deben inspirar a los disc铆pulos? Jes煤s les da una orden clara y contundente: 鈥淣o ser谩 as铆 entre vosotros鈥 (v. 43). Ninguno de esos liderazgos puede ser tomado como ejemplo. El modelo 鈥揺xplica鈥 es el esclavo, el Siervo.

Si alguien como parte o fuera de un ministerio de la Iglesia pretende servirse de los dem谩s para su propio provecho esta haciendo mucho mal y no es esta siguiendo la voluntad del Se帽or que 鈥渘o ha venido a que lo sirvan, sino a servir鈥.

鈥淪i alguien quiere ser grande, sea el servidor, y el que quiera ser el primero, que sea el esclavo de todos鈥.
Volvamos a nuestras actividades familiares y sociales no queriendo ser los de la derecha o de la izquierda, sino como los servidores de nuestra familia y de nuestra comunidad. As铆 demostramos que somos verdaderos disc铆pulos de Jes煤s y verdaderos cristianos. Amen.

Padre Antonio Ortiz


Canci贸n actual

T铆tulo

Artista

Descargar la App para telefono Android o para Apple
Send this to a friend