DOMINGO 22 – IV DE ADVIENTO – Mt. I, 18-24.
 
Queridos hermanos de Radio María, El Rey supremo ya llega a regir la tierra. Pero se hace hombre, se hace hijo, se hace tierno bebé. Se somete a las leyes naturales que Él mismo creó. Confía en la fe de un hombre justo y de una doncella temerosa de Él. Dios, el infinitamente grande, se hace de pequeñas manos y pies para ser cargado, criado y amado por unas criaturas suyas que le enseñarán todo lo que Él ya les había revelado sobre Sí Mismo. ¡Qué misterio de Amor!
 
La Virgen queda encinta, el justo no la repudia, Dios se hace hombre. ¡Dios todo lo puede! ¡Para Dios no hay imposibles! Y eso lo hace porque te ama. Así te enseña cómo empieza Él a reinar en tu vida. Si según la carne una sola viene a ser la Madre de nuestro Señor Jesucristo, según la fe todas las almas engendran a Cristo. Tu alma se ha convertido en Adviento, y, cuando lo entregues de ti a los demás, se convertirá en Navidad.
 
Así como celebraremos pronto esta Venida hermosa en la carne, en el pesebre del portal paupérrimo, así celebremos la Venida constante en nuestras almas, y también así celebremos la Venida definitiva y gloriosa, donde Él, que se dejó cargar, criar y amar por nosotros, sus simples criaturas, nos cargará en Su santo Seno, nos saciará de Su Gracia, y nos amará para toda la eternidad. ¡Ven, Señor! ¡Ven!
 
(Fuente: P. Felix Reyes, C.R.L., Párroco Iglesia San Judas Tadeo en NYC. Para Radio María.)

Canción actual

Title

Artist

Descargar la App para telefono Android o para Apple