EL BUEN PASTOR

(Jn 10,27-30)

R.P. Emilio Garreaud I., Director Nacional

El Evangelio dominical, a pesar de ser pequeño, contiene hoy muchas enseñanzas. Es el Señor Jesús quien es el Buen Pastor. Él nos conduce por verdes praderas y nos lleva hacia fuentes tranquilas y nos hace recostar en la hierba verde.

Tanto nos ama que conoce a cada uno por su nombre. Lo más grande de todo, es que el mismo Señor Jesús nos ha dio la vida eterna muriendo por cada uno de nosotros. El Señor Jesús es la Vida y su propia vida la da por sus ovejas. Como somos sus amigos nos cuida con ternura y nos promete que si permanecemos en su redil nunca pereceremos y nadie nos arrebatará de su mano. Él nos defiende del enemigo y nos promete que si ponemos todos los medios para ser como Él, nadie nos arrebatará de la mano de su Padre, pues Él y el Padre son uno.

De algo que debemos ser conscientes es que el Señor Jesús, nos promete la vida eterna.; siempre y cuando, nosotros pongamos los medios. Sólo será así, si permanecemos como ovejas en el redil, y no como lobos.

De la misma manera que Cristo es el Pastor; Él también nos invita a ser pastores en medio del mundo, en que nos ha tocado vivir. Tenemos que ser también de los que anuncian como pastores el mensaje del Señor, no importándoles lo difícil que sea. Ante el rechazo de los judíos. lo anuncian a los gentiles. Ellos no pueden callar porque «así lo ha mandado el Señor».

La vida eterna, que el Señor nos regala en el Evangelio, sólo podremos lograrla si escuchamos al Pastor y estamos dispuestos ser de su redil. Si sabemos responder como Santa María, nos cubriremos, de las vestiduras blancas y llevaremos palmas en nuestras manos. San Juan nos enseña hoy en el libro del Apocalipsis, lo que significa vivir en el redil del Buen Pastor, ahora y en la Eternidad. Habremos triunfado, porque estaremos en ese redil eterno del Pastor que es Jesús.

Este Domingo celebramos igualmente con la Iglesia universal el Día Mundial por las Vocaciones.  El Santo Padre en su mensaje a toda la Iglesia por este motivo exhorta a trabajar por las vocaciones, a dar testimonio de apostolado y a apoyar la pastoral juvenil. En un mundo que le ofrece al joven tantas maneras de alienación, de placer inmediato y de estilos de vida alejadas del camino de Cristo, nuestra oración debe ser intensa y repetida para que el dueño del campo envíe “más obreros a su viña”.


Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Descarga la App para telefono Android o para Apple