Erba, 4-de diciembre2019

«Vosotros pastores seguís a Aquel que fue el Primer Pastor y el Primer Misionero.»

Queridos Amigos,

El mensaje de la Reina de la Paz rebosa de amor en cada palabra. Al amor se suma la alegría que llena el corazón de la Madre, porque ve amado a su Hijo Jesús. Así como una espada atraviesa su corazón al ver a Jesús ofendido, rechazado y olvidado por tantos hijos suyos, así también exulta de alegría cuando ve que es acogido, amado y seguido.

En los últimos años, la Virgen ha sido incansable en exhortarnos a amar a nuestros pastores y a rezar por ellos. «¡Rezad para que no se pierdan y permanezcan en mi Hijo, para que sean buenos pastores para su rebaño! (18-3-2009). «Con ellos triunfaré.» (2-10-2010). «Rezo por los pastores para que sean dignos representantes de mi Hijo y para que os conduzcan con amor por el camino de la verdad» (2-9-2011) «Mis hijos no pueden ir adelante sin los pastores» (2-5-2012).

En este mensaje la Virgen, POR PRIMERA VEZ, se dirige directamente a los pastores de la Iglesia, es decir, a todos aquellos que han sido unidos a Cristo Buen Pastor por el Sacramento del Orden. Son palabras especiales que les dedica la Madre del Buen Pastor y de toda la Iglesia.

La Virgen, al bendecirlos, indica tres rayos que deben iluminarlos: En primer lugar, decir las palabras de su Hijo, que, como afirma en otros mensajes, son las palabras de luz, de vida, de amor, palabras que nunca cambian y que duran por siempre. Ningún pastor puede reemplazar las palabras de Jesús con las suyas. Además, los pastores bendicen con las manos de Jesús. Son el instrumento de su gracia, con la cual comunica a los hombres la salvación, especialmente a través de los sacramentos. Si Jesús no vive en los pastores, ¿de qué sirven sus manos?

Finalmente, los pastores aman tanto a Jesús que están dispuestos a hacer cualquier sacrificio por Él con alegría. Los pastores están llamados a revivir en todo la vida de Jesús, recorriendo incluso el camino al Calvario, y a dar su vida en sacrificio por las almas.

Sigue la exhortación final a seguir a Jesús, que fue el Primer Pastor y el Primer Misionero. Si el pastor pierde la identificación con Jesús, se pierde a sí mismo.

La segunda parte del mensaje (de extraordinaria belleza) está reservada a aquellos a quienes la Virgen llama «los apóstoles de su amor» que, amándola, así como a su Hijo y dedicándose a sus hermanos y hermanas, ya pueden vivir una vida feliz y serena, llena de alegría y consuelo.

Vuestro Padre Livio
Directors’ Advisor

 

<><><><><><><><><><><><><><>

 

Mensaje, 2 de diciembre 2019 a Mirjana

“Queridos hijos, mientras os miro a vosotros que amáis a mi Hijo, mi Corazón se llena de ternura. Os bendigo con mi bendición maternal.

Con mi bendición maternal bendigo también a vuestros pastores: a ellos que pronuncian las palabras de mi Hijo, que bendicen con Sus manos y que tanto lo aman, que están dispuestos a hacer con alegría cualquier sacrificio por Él. Ellos lo están siguiendo a Él, quien fue el primer Pastor, el primer Misionero.

Hijos míos, apóstoles de mi amor, para todos los que amáis a través de mi Hijo, vivir y trabajar para otros, es gozo y consuelo de la vida terrenal. Si
mediante la oración, el amor y el sacrificio, el Reino de Dios está en vuestros corazones, entonces, vuestra vida será alegre y serena. Entre los que aman a mi Hijo y se aman recíprocamente por medio de Él, no son necesarias las palabras. Una mirada es suficiente para que se escuchen las palabras que no
se pronuncian y los sentimientos que no se expresan. Allí donde reina el amor, ya no cuenta el tiempo. Nosotros estamos con vosotros. Mi Hijo os conoce y os ama. El amor es lo que os conduce a mí, y por medio de ese amor, vendré a vosotros y os hablaré de las obras de la salvación. Deseo que todos mis hijos tengan fe y sientan mi amor maternal que los lleva a Jesús. Por eso, hijos míos, dondequiera que vayáis, iluminad con amor y fe, como apóstoles del amor. Os doy las gracias. ”


Canción actual

Title

Artist

Descargar la App para telefono Android o para Apple