Diferencia entre el duelo y el luto

Escrito por el agosto 1, 2018

La pérdida de un ser querido se considera uno de los mayores retos que podemos enfrentar los seres humanos.

En nuestra cultura Occidental nadie nos prepara para enfrentar tal acontecimiento. Podemos ver la pérdida como parte natural de la vida, pero aun así la angustia y la desesperación es un gran golpe de pecho que puede dar lugar a largos períodos de tristeza y depresión. Cuando se producen estas reacciones y emociones, se dice que están atravesando por un ¿duelo o un luto?

 Muchas personas suelen confundir estas palabras, y las emplean como si significaran lo mismo, pero en realidad no es así. Existen diferencias bien marcadas de origen y contexto.

 ElDuelo tiene que ver con la reacción emocional y comportamental que surge tras la pérdida de algo o alguien significativo para la persona, es el sentimiento subjetivo que provoca la muerte de ese ser querido, porque el vínculo afectivo se rompe. 

 El duelo no es una enfermedad, aunque puede llegar a serlo si su elaboración no es correcta.

 Por su parte el LUTO hace referencia a la expresión social, el diccionario nos dice “signo exterior de pena y duelo en ropas, adornos y otros objetos, por la muerte de una persona” que permite reconocer a quienes se encuentran en duelo por la pérdida de un ser querido, expresar sus sentimientos de dolor ante los demás, así como también mostrar respeto a la memoria de quien ha fallecido.

 El Luto es el proceso a través del cual se resuelve el duelo, como señal de respeto, solidaridad u homenaje por grupos concretos en circunstancias especiales.

Arlex Cardona, Coordinador de duelo (Bereavement Coordinator) explica “la experiencia del duelo y la pérdida son suficientes como para considerar esta situación como un síndrome, que presenta síntomas y manifestaciones externas e internas”. Los síntomas son el desespero, la ansiedad, la radia, el dolor, la angustia la impotencia.

“Dentro del duelo se disparan otras situaciones de la persona, sentimientos de culpa, fui mal hijo (a), no me porte como era debido, no lo pedí perdón, no me perdonó, eso conlleva a otras consecuencias”.

Duelo que no se elabora, se congela. El duelo congelado es aquel donde la persona elige evadirlo con distracción, trabajando las 24 horas para no pensar y lo guarda en una cajita, y allí se queda, eso a la larga trae complicaciones Psicoemocionales en el individuo, como miedo, irritación, culpabilidad, ansiedad y depresión”.

 “El duelo hay que vivirlo en su momento, No evadirlo

El duelo es un proceso psicológico complejo y diferente en cada persona, además pasa por diferentes fases o etapas, esto no se da en orden cronológico éstas pueden ir y volver están son:

  • Etapa del Shock y La Anestesia: Se caracteriza cuando la persona recibe la noticia, y no lo cree, se paraliza, queda inmóvil la persona. En este proceso viene la anestesia cuando la persona no siente todavía el dolor, está como sonámbula, y da la impresión que la estuviera muy tranquila ante la situación. Además, la anestesia es un mecanismo de defensa que la psique tiene para no desfallecer, entiendes, hay noticias que te pueden hasta matar y mientras lo afrontas y asimilas el cuerpo te pone en así, es considerado como una respuesta físico química del organismo y puede durar semanas en superarse.
  • Conciencia de la pérdida: Es cuando pasa el tiempo y la persona entiende que ese ser ya no está, es allí donde se empieza a sentir el dolor como tal de esa pérdida.
  • Conservación e Aislamiento: Es cuando la persona quiere mantenerse alejada de la multitud, sitios o lugares, es una especie de encierro que hace la persona consigo misma, para escuchar su dolor. Para el especialista aislarse es bueno para vivir el dolor en periodos cortos, sin embargo, el aislamiento prolongado no es recomendable.
  • Aceptación o Reorganización: Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar.
  • Renovación: Es la fase donde sale el arcoíris, la persona comienza a reorganizar su vida, guardando el recuerdo del fallecido en un lugar de su corazón de manera especial.

El especialista también nos habló de las tareas que ayudan a  complementar         el duelo, estas son:

  • Aceptar la realidad de la pérdida.
  • Experimentar la realidad de la pérdida.
  • Sentir el dolor y todas sus emociones.
  • Adaptarse a un ambiente en el cual la otra persona ya no esta, aprender a vivir en su ausencia, tomar decisiones en soledad, retirar la energía emocional y reinvertirla en nuevas situaciones o relaciones.

¿Cuánto tiempo puede durar el duelo?

Los Psicólogos hablan de un tiempo de 1 a 4 años puede durar un duelo, eso también depende de la personalidad del doliente, del sentimiento de apego que sentía por el fallecido, y de una serie de características que hace que el proceso sea muy particular.

No hay un tiempo estimado, cada persona lo elabora a su a su manera. Por ejemplo, dos hijos que pierden a su madre, uno lo puede superar en un año y el otro pasan los años y lo siente igual como hubiese sido ayer.

Dentro del duelo hay una frase que dice: EL TIEMPO LO CURA TODO, esto es un mito porque el tiempo sólo no hace nada, está el tiempo cronológico del reloj y el calendario, pero ese no es la hora del duelo, eso simplemente nos dice cuanto tiempo llevamos con este dolor y está el tiempo Biológico que es como se percibe la muerte desde que se es niño, adolescente, adulto y en la vejez, todas las etapas son diferentes.

Se considera que un duelo ha sido superado cuando recordamos a ese ser querido sin llorar, se recuerda de una forma renovadora, gratificante.

¿Qué se considera un Duelo Patológico?

El mayor riesgo de sufrir un duelo de características patológicas lo tienen aquellas personas que sufren una pérdida repentina o que se produce en condiciones horribles, los que están aislados socialmente, los que se sienten responsables (reales o imaginarios) de la muerte, los que arrastran historias de pérdidas traumáticas y los que tienen una intensa relación de ambivalencia o dependencia con la persona fallecida.  En estos casos lo mejor será la intervención de un especialista de la Psiquiatría o la Psicología para ayudar a la persona a superar el trance.

 

¿Cómo sobrellevar esta experiencia tan difícil y Dolorosa?

 Enfrentándolo, aceptar la pérdida, ver fotos, ir al cementerio, recordar a ese ser que ya no está entre nosotros de manera más espiritual y algo realmente importante es compartiendo el dolor. Con toda mi experiencia en este área tuve la necesidad de crear un grupo de duelo, para poder ayudar a más personas y lo  llamé  LaBuena Esperanza, Reconciliación con el Dolor, es un grupo de apoyo de duelo, que reúne a personas que hayan sufrido la pérdida de un ser querido, sin costo alguno. Es muy importante enfatizar que nosotros no le quitamos el dolor a nadie,  pero le ayudamos a desahogarse.

¿Cuándo y Dónde se reúne el grupo?

 El grupo se reúne el primer miércoles de cada mes, de 5:30 a 7:30 pm, en Our Lady of Divine Providence Catholic Church, 10205 west Flagler Street, Miami Fl.33174. 

Las investigaciones indican que el paso del tiempo le permite a la mayoría de las personas recuperarse de la pérdida si cuenta con el apoyo de su familia, entorno social y mantenga hábitos saludables. 

El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional.Para más Información e Inscripción llame al Ph: (305)234-1780 Ext.4238


Canción actual

Título

Artista

Descarga la App para telefono Android o para Apple