Reflexión Evangelio Dominical

FEBRERO 2020

DOMINGO 02 – PRESENTACIÓN DEL SEÑOR JESUCRISTO – Lc. II, 22-40.

El Señor Jesucristo, que es la Ley de Dios misma entregada en el Sinaí y confirmada luego por las prescripciones posteriores de Moisés y Aarón, se somete a la misma Ley para dar plenitud a la misma. Es decir, Él, que no necesitaba someterse a ninguna Ley, se somete para ser semejante a nosotros en todo, menos en el pecado, pero también asumiendo los sufrimientos que produce una ley humana imperfecta.

Como hijos de Dios quebrantados por el pecado, no hay ofrenda que hagamos que sea agradable a Dios. A menos que Dios se haga ofrenda para nosotros entregarlo a Él mismo. Ya esa primera ofrenda la realizaron la Santísima Virgen María, Madre de la Luz, y el Castísimo esposo san José, padre nutricio de la Palabra. Ellos cumplen perfectamente la imperfecta ley humana, pero quedando ésta perfecta al ser la Ley misma que presentan. ¡Qué gran misterio de Amor y de Pasión! ¡Ya este Niño Dios ha sido herido por el pecado!

Pidámosle al mismo Niño Dios, que llora lágrimas de Amor como consecuencia del pecado en nosotros, que nos haga ser como Simeón y como Ana: capaces de ver hoy la Salvación de Dios en nuestra familia. Hagámosle espacio a Él en nuestro lenguaje, en nuestra forma de vestir, en nuestras actitudes. Que sea yo el presentado en el Templo cuando Él es presentado, para que yo sea transformado por Él y sufra yo lo que ya Él padece por Amor.

(Fuente: P. Felix Reyes, C.R.L. Párroco Iglesia San Judas Tadeo NYC. para Radio María)


Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Descargar la App para telefono Android o para Apple